Se trata de una caldera de pellets con tres pasos de humos, y un sistema óptimo de combustión mediante aire primario, aire secundario y sistema de regulación en función de la temperatura de la llama y depresión de cámara de combustión. De esta forma puede modular del 25% al 100% de la potencia nominal, con un ajuste automático a la calidad del combustible. El quemador es con alimentación de pellets por floración y encendido automático. 

Está fabricada en acero de alta resistencia y aislamiento de lana de roca de alta densidad. El sistema de elevación de la temperatura del retorno viene integrado en la propia caldera. La limpieza del intercambiador de calor se realiza de forma semi-automática, con la posibilidad de automatizarlo totalmente de manera opcional. Adosada a la caldera lleva una tolva, con una capacidad de 115 ó 167 Kg de pellets según el modelo. También incorpora sistema de seguridad antirretorno de llama mediante válvula de cierre hermético certificado y cumpliendo UNE 303-5.